Pandemia y pospandemia

El 15 de Julio de 2021, participé como expositor sobre el tema «Experiencia en la pandemia y desafíos pastorales de la pospandemia» , en el Encuentro de Obispos de la Región Buenos Aires que se realizó en el Seminario Metropolitano de Buenos Aires, en Villa Devoto.

Después de mi presentación se generó un interesante diálogo y más tarde los obispos siguieron trabajando en grupos. Comparto ahora solamente el video (editado y «abreviado») de mi charla.

 


 

 

3 comentarios en «Pandemia y pospandemia»

  1. SILVIA GARCÍA MUZZIO

    Como siempre Reverendo sus palabras son muy esclarecedoras y dejan muchas pistas para seguir sintiendo y pensando
    Silvia García Muzzio y flia

  2. Creo humildemente que la pandemia ha mostrado nuestra absoluta fragilidad humana y quizas ese es el mensaje que Jesus envia frente a tanta soberbia actual…. Desde el inicio de la pandemia esta’ en mi oracion diaria el pedido del cese del virus….y ( no soy la unica que reza por esto), entonces me pregunto …xq Dios no responde…???? Y viene a mi aquel dialogo biblico entre Abraham y Dios en Genesis 18, cuando Abrahan pide para que Dios no destruya Sodoma y Gomorra si «…quizas haya solamente diez personas justas..». Quizas Jesus nos esta’ hablando con aquellas palabra de Mateo 13, 14 «…porque el corazon de este pueblo se ha endurecido y tienen tapados sus oidos y cerrados sus ojos…». Tal vez la discusion no es » virtualidad o no» , » eucaristia o no » ( xq nadie niega lo que significa recibir el sacramento) ; sino la escucha y comunicacion es producto del » Amor fraterno » la gran enseñanza, » sino’ tengo amor nada soy», cuando hay amor al projimo entonces hay escucha y comunicacion sea por palabras o acciones.
    Siempre es un honor escucharlo Padre y poder decir estas palabras.

  3. UN LUJO !! que nos permite valorar de otra forma la importancia de los cambios que requieren las nuevas formas de COMUNICACIÓN tanto en la Sociedad como en la principalmente en la Iglesia… Con una valentía inusual el padre Jorge interpreta lo que muchos «católicos» desearían recibir de quienes difunden el Evangelio

Deja un comentario