Amen a sus enemigos

DOMINGO VII A

Mateo 5,38-48.

Jesús, dijo a sus discípulos:

Ustedes han oído que se dijo: Ojo por ojo y diente por diente. Pero yo les digo que no hagan frente al que les hace mal: al contrario, si alguien te da una bofetada en la mejilla derecha, preséntale también la otra.

Al que quiere hacerte un juicio para quitarte la túnica, déjale también el manto; y si te exige que lo acompañes un kilómetro, camina dos con él.

Da al que te pide, y no le vuelvas la espalda al que quiere pedirte algo prestado.

Ustedes han oído que se dijo: Amarás a tu prójimo y odiarás a tu enemigo. Pero yo les digo: Amen a sus enemigos, rueguen por sus perseguidores; así serán hijos del Padre que está en el cielo, porque él hace salir el sol sobre malos y buenos y hace caer la lluvia sobre justos e injustos.

Si ustedes aman solamente a quienes los aman, ¿qué recompensa merecen? ¿No hacen lo mismo los publicanos?

Y si saludan solamente a sus hermanos, ¿qué hacen de extraordinario? ¿No hacen lo mismo los paganos?

Por lo tanto, sean perfectos como es perfecto el Padre que está en el cielo.


 

pred

ESCUCHAR HOMILÍA:


 

2 respuestas a «Amen a sus enemigos»

  1. Realmente todavía no tengo muy claro el significado y la acción exacta del verbo «perdonar» ( y debo reconocer que muy a mi pesar.
    Pero quizás sea más claro para mí ( y viéndolo desde las religiones Védicas), usar el verbo «comprender», y esto dentro de las leyes del «Karma». No obstante, ya sea que hablemos de perdonar o de comprender, es esto una exquisita maniobra que no cualquiera está dispuesto a hacer. Gracias y Abrazo!!!

Deja un comentario