La serpiente y el comunicador

sonarconserpientes«En su mensaje a los comunicadores el Papa Francisco nos ha puesto en alerta: cerca nuestro, aquella serpiente que causó estragos en el paraíso de Adán y Eva se desliza silenciosamente. Como entonces, su misión es confundir, desorientar, romper la comunión. Quienes escribimos o comunicamos tenemos que estar atentos: para la serpiente somos una presa muy atractiva.»

Este artículo lo escribí a principios de 2018 y fue publicado en papel en la revista Vida Nueva, que se edita en España. Sigue teniendo la misma actualidad de entonces y ahora lo comparto en forma de audio.

ESCUCHAR AUDIO:


 

3 respuestas a «La serpiente y el comunicador»

  1. Muy buena la reflexión. Excelente el «paso de comedia» al decir «la serpiente se convirtió en mascota», que contrasta con el dramatismo de casi al final al percatarnos de que cada uno de los que reciben nuestro mensaje también tiene su serpiente.
    Gracias

  2. Muy pertinente reflexión para los tiempos que corren. Gran parte de los medios han perdido la pasión por buscar la verdad, aportar análisis inteligentes sobre las tendencias y clarificar contextos. En las entrevistas la mayoría de los periodistas tampoco formulan preguntas inteligentes, bien informadas, que nos ayuden como público para formar nuestra propia opinión en forma correcta. En forma simple que nuestro cerebro diga «que buena pregunta, no se me había ocurrido; es uno de los datos que me faltaba». El entrevistador busca casi siempre «exponer» su «verdad». Muchas de sus opiniones son presentadas como «verdades» y «datos» para lograr un sesgo, confundir con o sin malas intenciones.

Deja un comentario