¿Qué quieres que haga por ti?

question

DOMINGO XXX

Marcos 10, 46-52

Cuando Jesús salía de Jericó, acompañado de sus discípulos y de una gran multitud, el hijo de Timeo –Bartimeo, un mendigo ciego– estaba sentado junto al camino.  Al enterarse de que pasaba Jesús, el Nazareno, se puso a gritar: «¡Jesús, Hijo de David, ten piedad de mí!».

Muchos lo reprendían para que se callara, pero él gritaba más fuerte: «¡Hijo de David, ten piedad de mí!». Jesús se detuvo y dijo: «Llámenlo». Entonces llamaron al ciego y le dijeron: «¡Ánimo, levántate! Él te llama». Y el ciego, arrojando su manto, se puso de pie de un salto y fue hacia él.

Jesús le preguntó: «¿Qué quieres que haga por ti?». Él le respondió: «Maestro, que yo pueda ver». Jesús le dijo: «Vete, tu fe te ha salvado». En seguida comenzó a ver y lo siguió por el camino.

En esta escena que nos narra el Evangelio nos encontramos con un ciego que grita al paso del Señor: “¡Ten compasión de mí!” Jesús le contesta con una pregunta “¿Qué quieres que haga por ti?” En nuestro apresuramiento pensamos que si esa persona es ciega lo que quiere es que la curen y que la pregunta está demás. Como el ciego era también un mendigo, suponiendo que estaba pidiendo dinero, los que iban con Jesús, al igual que nosotros, también se dejan llevar por sus prejuicios y le dicen al hombre que no grite, que no moleste al Maestro.

En realidad los ciegos son aquellos que no “ven” al ciego, los que solo ven a un mendigo que pide o a un hombre que espera un milagro. Pero Jesús no da nada por supuesto, se detiene y le pregunta: “¿Qué quieres que haga por ti?” Recién entonces el hombre exclama “Señor ¡Que vea!” El Maestro, sin prejuicios, no lo trata ni como ciego ni como mendigo, se dirige a él con el respeto que se le debe a toda persona, ¿qué quieres?

Cuando los discípulos de Juan el Bautista se acercaron por primera vez a Jesús, el Señor les hizo la misma pregunta: “¿qué quieren?” Esos hombres saben lo que quieren y con su respuesta expresan algo bien concreto: “Maestro ¿dónde vives?”. No dicen queremos que nos salves o que nos cures o que nos enseñes; el interés no está puesto en ellos mismos, en algo que necesiten o busquen; lo que quieren es saber más acerca de él, y algo bien específico: “¿dónde vives?”, quieren conocer mejor la vida de Jesús.

La pregunta del Maestro, “¿qué quieren?”, contiene una invitación a mirarnos, a observar nuestro propio corazón. Nos anima a expresar el motivo, aquello que nos mueve. Como otras preguntas de Jesús parece muy simple, pero encierra un desafío: nos propone decirnos a nosotros mismos la verdad, hay que atreverse a responder, a formular en palabras nuestro propósito, a descubrir la intención que se encuentra en el fondo de nuestro corazón. No siempre será fácil encontrar las palabras exactas pero es necesario hacer el esfuerzo de buscarlas. Atrevernos a descender hacia esa profundidad puede resultar una tarea desconocida.

¿Qué quieren? El mundo y el tiempo en el que vivimos no nos hace esa pregunta, al contrario, nos enseña a vivir en la superficie de nosotros mismos y en la superficie de los demás. Pero para ser discípulos de este maestro es indispensable responder, Jesús no se hace cómplice de nuestras trampas, nos anima a avanzar por ese misterioso y fascinante sendero que conduce hacia nuestro interior e intentar desde allí respuestas personales.

La pregunta sigue ahí, dirigida a Bartimeo y a todos los que nos acercamos al Señor: “¿qué quieren?” Nosotros qué queremos, ¿algún favor para ser mendigos más afortunados? ¿queremos ver? ¿queremos saber dónde vive? Jesús no interroga como cuando alguien toma un examen, él conoce bien lo que hay en el corazón de quienes se le aproximan, cuando pregunta qué queremos es para que nosotros mismos, al expresarlo, lo sepamos mejor, nos conozcamos más y desde la verdad nos encontremos con él.


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s