Querían apoderarse de él

Jesús atravesó el mar de Galilea, llamado Tiberíades. Lo seguía una gran multitud, al ver los signos que hacía curando a los enfermos. Jesús subió a la montaña y se sentó allí con sus discípulos. Se acercaba la Pascua, la fiesta de los judíos. Al levantar los ojos, Jesús vio que una gran multitud acudía a él y dijo a Felipe: «¿Dónde compraremos pan para darles de comer?» El decía esto para ponerlo a… Leer más »Querían apoderarse de él

Pandemia y pospandemia

El 15 de Julio de 2021, participé como expositor sobre el tema «Experiencia en la pandemia y desafíos pastorales de la pospandemia» , en el Encuentro de Obispos de la Región Buenos Aires que se realizó en el Seminario Metropolitano de Buenos Aires, en Villa Devoto. Después de mi presentación se generó un interesante diálogo y más tarde los obispos siguieron trabajando en grupos. Comparto ahora solamente el video (editado… Leer más »Pandemia y pospandemia

Conmoverse y enseñar

Los Apóstoles se reunieron con Jesús y le contaron todo lo que habían hecho y enseñado. El les dijo: «Vengan ustedes solos a un lugar desierto, para descansar un poco». Porque era tanta la gente que iba y venía, que no tenían tiempo ni para comer. Entonces se fueron solos en la barca a un lugar desierto. Al verlos partir, muchos los reconocieron, y de todas las ciudades acudieron por… Leer más »Conmoverse y enseñar

Ni pan, ni alforja, ni dinero

Entonces llamó a los Doce y los envió de dos en dos, dándoles poder sobre los espíritus impuros. Y les ordenó que no llevaran para el camino más que un bastón; ni pan, ni alforja, ni dinero; que fueran calzados con sandalias, y que no tuvieran dos túnicas. Les dijo: «Permanezcan en la casa donde les den alojamiento hasta el momento de partir. Si no los reciben en un lugar… Leer más »Ni pan, ni alforja, ni dinero

Él se asombraba de su falta de fe.

Jesús salió de allí y se dirigió a su pueblo seguido de sus discípulos. Cuando llegó el sábado, comenzó a enseñar en la sinagoga y la multitud que lo escuchaba estaba asombrada y decía: «¿De dónde saca todo esto? ¿Qué sabiduría es esa que le ha sido dada y esos grandes milagros que se realizan por sus manos? ¿No es acaso el carpintero, el hijo de María, hermano de Santiago, de José, de Judas y de Simón? ¿Y sus hermanas no viven aquí entre nosotros?». Y Jesús era para ellos un motivo de tropiezo.Leer más »Él se asombraba de su falta de fe.

Yo te lo ordeno, levántate

Cuando Jesús regresó en la barca a la otra orilla, una gran multitud se reunió a su alrededor y él se quedó junto al mar. Entonces llegó uno de los jefes de la sinagoga, llamado Jairo y al verlo se arrojó a sus pies rogándole con insistencia: «Mi hijita se está muriendo; ven a imponerle las manos, para que se cure y viva”. Jesús fue con él y lo seguía… Leer más »Yo te lo ordeno, levántate