Conmovido, extendió la mano

Mc 1, 40-45 “Puedes purificarme”, otros traducen “puedes limpiarme”. La sensación que se quiere expresar está clara: este hombre se siente sucio, siente una suciedad profunda, humillante. Su enfermedad lo margina de la sociedad, no podía entrar en los pueblos y tenía que vivir en los caminos. La sociedad discriminaba a los leprosos y además …

Sigue leyendo Conmovido, extendió la mano